Es indudable, que estamos en un mundo universalmente interconectado, en el que el consumidor, se ha convertido en un consumidor profesional, tremendamente informado, multitarea y digital. Hemos pasado de comunicarnos a través de medios de comunicación de masas, donde lo que importaba era la cantidad de impactos, a comunicarnos de forma mucho más customizada e individual, a través de las posibilidades que nos ofrecen los New media, donde lo importante es esa palabra tan complicada de realizar: conectar y buscar ese famoso fenómeno engagement.

Recién acabo de terminar las clases de “Comunicación experiencial” en Medellín, Colombia con un grupo de 38 alumnos de la diplomatura de Marketing de moda. Directores de tiendas de moda, Responsables de marketing de moda, retail, logística, etc.

¿Qué he aprendido?

Gente muy preparada ya sea de pequeñas y/o medianas empresas, muy valientes, negociando y exportando a todo el mundo, importando de china y al día de toda la moda internacional. Estoy convencido de que Medellín, es el enclave perfecto para la moda y el marketing de la moda. Clima, carácter, valentía, preparación y gente con mucha tenacidad.

Profesionales, pensando en global desde lo local. Impresionante. Profesionales de grandes marcas. Profesionales con tiendas propias. Valientes y con ganas de comerse el mundo.

Se supone que la transmisión de conocimiento debería fluir en un sentido de profesor a alumnos, pero la realidad es otra. Fluye en dos direcciones. Al menos, me llevo más cosas en mi mochila.

Desde aquí agradecer a la Universidad de EAFIT y a Inexmoda, por su excelente labor cada uno en su sector, y su trabajo en conjunto en la diplomatura de Marketing de moda. Gracias en lo profesional, y en lo personal por hacerme sentir como en casa, en especial a Lina María Ceballos por su profesionalidad y atenciones.