Seguro que tienes más de uno a tu alrededor. Incluso en tu círculo de tus más cercanos. Ten mucho cuidado con ellos. Hay pocas distinciones entre aquellos denominados como Zombies y Horchateros. Pero las hay. Se diferencian en si están concienciados o no, pero la forma de actuar es muy similar. Verás que a medida, que damos más detalles, irás identificando personas, amigos, compañeros, espero que no muchos… Y si te percatas a lo largo de la lectura, que te sientes identificado con ciertas características o atributos de las descripciones, por favor, corre al bar más cercano y pide dos Red Bulls, uno en vaso y otro en vena.

¿Cómo saber quiénes son Zombies y/o horchateros?

Como he dicho antes, lo único que los diferencia es si son conscientes de su estado de letargia. Son seres que rondan por los despachos, oficinas y la vida. Sin pena ni gloria. La primera característica que te hará reconocerlos antes de hablar es su forma de andar. Andan, como si lo hiciesen hacia el corredor de la muerte, como si cargasen con una mochila de piedras, con desgana y rendidos. La vida es muy complicada para ellos, y el universo conspira contra ellos para hacerles su estancia en la tierra más complicada y agotadora.

Les encantan los comités. Ante cualquier proyecto, idea o propuesta, proponen que se forme un comité. No digo que siempre sea así, pero en el 99% de las ocasiones, la mejor forma de que no se haga algo, es formar un comité para llevarlo a cabo. Así tranquilo, que no se hará, seguro!

Su forma de hablar, verás que comienzan las frases con más o menos ímpetu, pero cuando llegan al final de la misma se les acaban las pilas. A veces, incluso tienen una cuerdecita en la espalda, y puedes tirar de ella para que sigan hablando. A este tono de voz, le suele acompañar una mirada del tipo ” ¿A mi qué me cuentas?, hace 5 minutos que dejé de escucharte”.

Todo lo ven imposible, siempre verán el lado negativo de las propuestas, y todo será un mundo de trabas y problemas. Cualquier sendero junto a ellos será largo y tortuoso. Por eso te pido que los identifiques cuanto antes, y que ni te rocen! No aceptes ni un café de ellos, cada minuto con ellos, suma cansancio en tu haber. Te  tomas un café con ellos, y estás más cansado que antes, te pesan los hombros y te ves hablando como ellos. Aléjalos de tu vida y de tu equipo de trabajo.

Los horchateros, desconocen su estado de energía. Es decir, se piensan que son como el resto, pero en realidad, no pueden donar sangre porque no tienen. En verano, con una extracción, en cambio, podrás disfrutar de una rica horchata.

Los zombies en cambio, son conscientes de su estado y se resignan. Sabes que en su cuerpo no se halla una sola célula, ni un solo indicio de vida humana. Son personas que ya fallecieron, pero su cuerpo nos acompaña. Encontrar un solo ápice de positivismo en ellos, seria un milagro.

Detéctalos en tu equipo, y que ni te rocen!