Acabo de ver un documental que circula por Youtube, emitido por nuestra queridísima cadena de tv “pública” que me ha crispado bastante. Se llama la generación perdida. En él se habla de la famosa generación de jóvenes de ahora, de menos de 35 años, que han crecido en la abundancia, han conseguido las cosas sin demasiado esfuerzo por la buena situación económica que prevalecía y que ahora no tienen un empleo en un 33% de los mismos.

¿Generación pérdida? De qué me estás hablando

Yo hablaría más bien de generación empujada al laberinto.Desde el año 400 AC, Sócrates, ya decía que la generación de jóvenes se había criado en el lujo, contestaban mal a sus superiores y familiares, se ha dicho este tópico, porque eso es y no dejará de serlo. La generación que nos sigue, siempre será infinitamente peor a la nuestra, lo decía Sócrates y lo dicen los libros, como no lo vamos a decir hoy en día. Lo que ya no me hace tanta gracia es el término “perdida”.

Si es perdida… ¿por culpa de quién?

Todas las personas (o casi) que aparecen en el documental, hablando de las características negativas de “esta juventud” lo hacen desde sus despachos, bien acomodados como reconoce más de uno y mirando por el retrovisor. Me remito a un post de hace un par de meses en el que comento lo que pienso de los que pronostican el pasado…. ” ¿Adivinas el pasado? OMG”. Todos ya lo sabían y ya lo veían venir. SI lo veían venir, me pregunto porque nadie dijo nada, quizá porque todos estábamos/an muy acomodados y nadie pensaba que la fiesta algún día tenía que terminar. Y ese día llegó.
Por supuesto que somos la generación más formada, y no dudo que en ocasiones sobreformada, que no deformada. Hablamos idiomas y nos preocupa nuestro futuro. Pero de ahí a pasar a ser la generación perdida. Es muy fácil emitir un par de testimonios de chavales diciendo que la cosa está difícil, que ellos se esperaron, que se quedaron de brazos cruzados, que se arrepienten… Eso no representa a la mayoría. La cosa no está complicada, está complicadísima. Los niveles de desempleo los conocemos de sobra, pero yo lo que veo a mi alrededor no es una generación perdida te lo puedo asegurar.
Miro a mi alrededor y veo… veo
– Gente preparadísima, probablemente la generación más preparada de la historia.
– Una generación digital, que ha crecido con el boom digital, pero no solo me refiero a dospuntocerolandia. Si no a Internet, buscadores, pc´s, portátiles, teléfonos móviles, smartphones y lo que venga. Los hemos incorporado a nuestro día a día sin necesidad de leer manuales de instrucciones.
– Preparándose en idiomas cada vez más
– Primera generación que ha crecido con la cultura ERASMUS. Hemos sido los primeros en estudiar y vivir en el extranjero
. Acostumbrados a un mundo global y crecidos en la democracia y valores como la libertad de expresión, la sostenibilidad y la sensibilización con el planeta
– Veo gente con ganas de comerse el mundo
– Veo gente con agallas, lanzándose al vacío de trabajar por su propia cuenta
. Veo gente invirtiendo su dinero y tiempo en hacer un master mientras trabajan, sacrificando así su escaso tiempo personal, de ver a su familia
– Veo compañeros que no les importaría marcharse a la otra punta del mundo por un proyecto, comprometidos con la situación actual y con su empresa
– Veo una generación que ha aprendido y ha crecido en la cultura del compartir y no la del tener, gracias a Internet
– Veo… veo tantas cosas.. pero no veo una generación perdida

Lo que si que veo, es que quizá, esta crisis, de la que no se nos culpa, pero se insinúa en cierto modo su salida tardía, es que en mi caso personal, sin ir más lejos, entré al mercado laboral de forma permanente a principios de 2008. Cuando entré en la fiesta, ya no había música. La pregunta que yo le hago a todos los atrevidos que nos nombran generación perdida es:
¿No te has parado a pensar que “gracias” a algunos sectores gestionados por una generación previa a la nuestra, que no ha actuado (no todos evidentemente) con la suficiente ética y responsabilidad social, todos estamos pagando esta crisis?
Como he dicho, entré al mercado laboral de forma permanente a principios de 2008. Por tanto, no se de que se nos pretende culpar, cuando se nos ha empujado a vivir y trabajar en esta situación. Eso si, la mayoría de los sueldos han ido en picado (los que han tenido suerte) mientras otros que no pertenecen a la famosa generación perdida, cobraban su bonus, eran rescatados y lo celebraban en un Spa de lujo en Suiza. Critican a una generación que ellos han creado. Nos toca trabajar en el contexto que nos han creado otros, y critican el desempleo. Es una de las mayores ironías que he visto.

Generación X,Y,nini, Z o Petazeta

Nos empeñamos en seguir poniendo etiquetas a grupos de personas e individuos como si fuesen grupos homogéneos, pero ¿Es que no vemos que esto ya no funciona así? Sigue conociendo a tu cliente a través de tu powerpoint, verás lo que le pasan a tus ventas y a tu reputación offline y digital. Ha llegado el momento de conocer a tu cliente como un individuo, el excel y powerpoint jamás te dirán eso.

Busca soluciones, no busques culpables.

20120608-004805.jpg