Estamos siempre escuchando consejos sobre pensamiento positivo, “nada es imposible”, y cosas asi. Existe una corriente de positivismo (tampoco nos queda otra, porque si somos objetivos, observando la realidad estamos jod%$·&). Pero creo fielmente, que pensar en positivo solo hará que cosas buenas vengan. Lo que visualizamos lo podemos atraer. Si vas a una entrevista de trabajo, a una prueba deportiva, a una cita, pensando que va a salir mal, no te preocupes que saldrá mal. Y viceversa.

Ya he escrito con anterioridad sobre la visualizacion (aquí os dejo el enlace) y sus efectos positivos. Pero es que cada día que pasa lo veo más claro, y es una característica, que se repite, en la gente de la cual me gusta rodearme, y en la gente que conozco, y pienso: “Qué gusto conocer gente así!”. La característica que tienen en común además de una sonrisa y una amabilidad en el trato fuera de lo normal, es que es gente que pase lo que pase son positivos. ¿Porqué pensar en la ley de Murphy, cuando le podemos dar la vuelta?

Lo quieras o no, pensar que hagas lo que hagas te va a salir bien, te da un punto extra sobre los demás. Además de una sensación de estar tocado por algo que te empuja  y acompaña en el camino. Es más, antes de cualquier momento clave en tu vida, imagínate cruzando esa meta, cerrando ese acuerdo y la imaginación de esa situación, generará en tu cerebro, la misma sensación a nivel físico, a través de la liberación de sustancias químicas que cuando te suceda de verdad, así que visualízatete antes de cada momento importante, triunfando. Tu cerebro, lo interpretará como un éxito, está demostrado científicamente. Visualiza cosas positivas, las atraerás a tu vida.

Si algo puede salir bien, saldrá bien