De sobra es sabido por todos que la gestion de expectativas es importantísima a la hora de embarcar cualquier proyecto.

Un gran amigo mío, repite con bastante frecuencia esa frase que está cargada de razón. Las etiquetas cuando entras a un proyecto es lo peor te puede pasar. Frases de tipo: ” este nuevo compañero es un crack ( véase también sustituido por gurú, experto, etc.)
Eso es bajo mi punto de vista, de lo más complicado que te puede suceder al presentarte, porque inmediatamente, tus receptores te van a exigir un extra.
Hace muy poco, me presentaron en una conferencia como ” experto” y mi contestación fue directa:  ” no soy experto ni dentro de mi casa”.
A todo esto, se suma otra gran cita vinculada a la primera, “tu rendimiento nunca será superior a tu imagen”. Siempre debemos aplicar un factor correctivo, del 0,7 con las expectativas. Por desgracia, cada día tengo menos confianza en los triunfadores y los gurús. Confío más en la gente trabajadora, cargada de Pasion e ilusión, que van a tratar de dedicar esas famosas 10.000 horas a un tema en concreto, al igual que hacen los pilotos de aviones, para considerarse pilotos experimentados.
Ten una idea, trabaja sobre ella todo lo que puedas, se bestialmente bueno en algo, sea lo que sea, empújate mentalmente a través de tus dudas de autoconfianza, y de todas esas voces que tratan de frenarte.
Como dijo, el gran Ogilvy, ” Ladies & gentlemen, I envy you, you arrived at the right moment, your timing is perfect”.

Un abrazo
Pablo