No te envenenes

Lo tengo comprobado. No hace falta que te muerdan, ni tampoco que te toquen. Te puedes envenenar, por respirar el mismo aire, el más mínimo roce con una de las envenenadas te hará envenenarte, o al menos inocularte el virus.

Si, has pensado correctamente. No me refiero a las serpientes. Me refiero a las personas “quemadas”.

Si sale el sol, porque hará calor. Si llueve, porque el agua moja.

Si dejas los horarios igual, porque no hay cambios. Si cambias el horario, justo ese día habían cambiado unas cosas y les venía bien de la otra forma.

El ordenador es lento, y no se puede trabajar con él. Si se lo cambias, el anterior era mejor, y están deseando que se rompa el nuevo para volver al anterior.

Si la reunión es pronto tienen que madrugar. Si es tarde, tendrán que salir pronto.

Si tienen que viajar, es un coñazo y luego vuelven más cansados. Si no viajan, siempre hacen lo mismo.

y podemos seguir…pero no es el caso. El caso es quejarse de todo. Es bueno que identifiques a estas personas, los puede confundir con Zombies y Horchateros, pero no lo son. Identifícalos cuanto antes, y aléjalos de tu vida, que no te toquen ni con un palo de 20 metros. Habrá mucha gente que te diga, que no les afecta. Lo siento. A mi si. Cuando me rozo con estos “tíos” me llevo la mala leche, son vampiros emocionales. Me contaminan. Soy humano.

Antes de lanzar cualquier idea, hazle saber que sabes que no le va a gustar. Cuando identifico a uno de estos tipos de persona/profesional, lo dejo claro, antes de dar cualquier idea: “Se que no te va a gustar. Llámalo intuición. Que como muchas nueces y tengo memoria. O llámalo experiencia por las 2300 ideas anteriores que comenté y no te gustaron. Pero me hago una idea que esta tampoco te gustará”.