Como ya viene siendo costumbre, en este último día del año, escribo el resumen del año que cerramos y el pronóstico del que entra. Hace dos años, para arrancar el 2013 escribí este post, y para arrancar 2014 este otro.

Este 2014, siendo sincero, no ha sido nada de lo que había pronosticado. Nada más lejos de la realidad. Muchos objetivos sin cumplir, otros cumplidos con creces, y otros que ni siquiera tenía en mente o me parecían imposibles, se han culminado positivamente.

En este 2014, nada ha sido como esperaba, pero con total seguridad puedo decir que:

–          He sido honesto y noble

–          He fallado mucho y he fallado mejor

–          He arrinconado a mi EGO y en pocas ocasiones me ha vencido (aunque alguna ha habido) dejando escapar un aparte de mi que mantengo en la sombra

–          He cambiado de trabajo dos veces

–          He cruzado la meta en mi segundo Ironman bajando más de 2h30min el tiempo de mi primer Ironman

–          He visto a mi hija cumplir su primer año. He sabido dejar de lado las cosas que me parecían importantes en su momento, para dar paso a lo realmente importante. Tal y como le prometí cuando todavía estaba en el vientre de su madre, tendrá un padre joven pero que luchará por ella sin límites

–           He sido fiel a mis principios por encima de todo, incluso cuando todo empujaba a lo contrario

–          He conocido mucho mejor a mi gente y mucho mejor a los que ya no quiero que lo sean

–          He conocido a personas de forma inesperada que me han sorprendido, me han enseñado mucho y me han motivado a nuevos horizontes

–          He dejado de lado la hipocresía, sin dar la espalda a la educación

–          He dedicado tiempo a lo que yo realmente quería dedicar, no a lo que queda bien o te genera compromiso

–          He aprendido a decir NO

–          He procrastinado en menor medida

–          He cumplido sueños y he hecho mil locuras

–          Me he dejado llevar sin limitaciones

–          No he puesto barreras emocionales ni de confianza

–          He preferido dar confianza y experimentar, que proteger y experimentar

–          He agradecido sin temor

–          He perdonado sin temor a parecer más débil

–          He sido empático y no he guardado rencor

–          He tenido golpes emocionales y personales, que me han servido para tener los pies en la tierra, y seguir siendo un inconformista, disidente y rebelde, desde la humildad

–          He dejado de lado la negatividad y me he empujado a través de mis propios caminos

Entre otras muchas cosas, este ha sido a grandes rasgos mi 2014 y para este 2015, solo pido y te dejo estos tips:

–          Salud para los míos, que de la mía ya me encargo yo

–          Cuida tu cuerpo, es tu templo, vives en él, conócelo, mímalo, solo tendrás el que tienes, no habrán más oportunidades. Será tu mejor o peor tarjeta de presentación

–          No puedes fallar a tus valores, es lo único que tienes, el resto viene y va

–          Tu palabra, es sagrada, si fallas a ella, serás un vendido, y lo peor de todo, nadie te va a juzgar, solo tú cuando huelas a cloaca

–          Suena a tópico, pero este año, me he dado cuenta de la auténtica importancia de la familia

–          Si pierdes tu coherencia personal, serás otra persona, un actor, un papanatas, un disfraz, un regalado

–          Haz más de lo que te gusta, y deja el postureo

–          Este 2015 será el año perfecto para que hagas lo que dé la gana

–          Dedicar tiempo de calidad a los tuyos, en la cantidad no está la clave

–          La mejor parte de Social Media, es Social. Así que más Social y menos Media

–          Trabaja tan duro como puedas, sin comer terreno a lo importante

–          Inspira a otros

–          No seas un mediocre más, de eso estamos sobrados ya

–          Tu tiempo es el valor más preciado, dedicarlo a compromisos y vampiros emocionales no hará más que consumir tu bien más preciado, y lo peor de todo, ese tiempo nunca volverá

–          Desenmascara a los trolls de tu alrededor

–          Confía y equivócate. Entrega el corazón a sabiendas que te podrán hacer daño

–          Empuja tu hemisferio derecho por encima de todo

–          Deja que el corazón impere sobre la razón

–          Da el paso definitivo para ese proyecto, para escribir ese libro, para dar tu primera charla, para hacer esa prueba deportiva que siempre quisiste, para besar a esa persona que te gusta. Si lo piensas, siempre haría frío, calor, será pronto o tarde, podrás encontrar las excusas que quieras, de todas las formas, tamaños y sabores. Pero tú sabes, que serán excusas

–          Se agradecido

–          Hacer es el nuevo decir. Haz más. Deja el humo. Haz, una y otra vez, hasta que tus hechos hablen por si solos. Haciendo se dicen las cosas

– Necesitamos más gente en este mundo que diga más a menudo “Te quiero”

– Mis objetivos deportivos, un 1/2 IM, 2 IM y Ultraman