Últimamente, veo con demasiada frecuencia, comentarios en Social Media, bastante puntiagudos, pero como se acompañan de un smile 😉 parece que no lo son tanto.

En la vida real, si alguien le dices que es un indocumentado, que ha llegado tarde o que es un vago, por mucho que sonrías, no creo que sea más leve. Hemos minorizado el impacto de muchas conversaciones, utilizando un smile cuando lo que se dice es bastante más fuerte. Es una tendencia muy usada en redes sociales especialmente, en la que parece que cualquier cosa que podamos decir, será menos acompañado de este emoticono.

En muchas ocasiones, la forma nos condiciona el fondo.

Es una pequeña reflexión, pero está empezando a ser una tendencia 😉