Jamás he visto que alguien ponga la cara ante un problema y además de “partírsela” le hayan pisoteado.

Afronta, asume, propón y resuelve. Nunca engañes. No te escondas. Tarde o temprano tendrás que afrontar.

Como me dijo un gran amigo una vez, “Más vale una vez morado, que ciento colorado” y su derivado “Más vale un fin con susto, que un susto sin fin”

Siempre que asumas un hecho negativo y des la cara, el público te otorgará un punto positivo. Errar es humano. Esconderse no. Tienes la responsabilidad de asumir, y no basta con eso. Debes solventar esa situación.